Las Salinas Grandes (Jujuy): un desierto de sal de más de 210 kilómetros cuadrados a unos 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Glaciar Perito Moreno (Santa Cruz): en el Parque Nacional Los Glaciares, la gran masa de hielo “viviente” de 32 kilómetros por cinco, internacionalmente famoso por estar entre los 15 glaciares más espectaculares del mundo.

Parque Nacional Talampaya (La Rioja): contiene riquezas arqueológicas, geológicas y naturales, además de singulares geoformas y atractivos paisajes, fue el siguiente destino nominado y suma este galardón al de Patrimonio de la Humanidad.

La Selva Misionera (Misiones): Posee desde valles bajos muy cálidos y húmedos recorridos por los principales ríos hasta un conjunto montañoso de sierras con clima húmedo aunque notoriamente más fresco. Alberga especies animales muy particulares, como el yaguareté y el tatú carreta.

Río Mina Clavero (Córdoba): ubicado en el Valle de Traslasierra, es conocido por sus aguas frías y cristalinas son curativas gracias a su naciente en la Pampa de Achala.

Parque Nacional Nahuel Huapi (Río Negro y Neuquén): con el lago del mismo nombre, montañas de nieves eternas y el centro de esquí más importante de América Latina, además de paisajes de la Patagonia Andina que son postales en todo el mundo.

Bañado La Estrella (Formosa): tiene gran valor paisajísitico y natural, ya que con sus 400.000 hectáreas es el tercer humedal de Suramérica, con la mayor variedad de avifauna del país y mamíferos protegidos como el aguará guazú y el oso hormiguero.

WhatsApp chat